Mostrando entradas con la etiqueta Reflexiones en el diario. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Reflexiones en el diario. Mostrar todas las entradas

martes, 22 de enero de 2019

Séptima reunión del Círculo de Mujeres: Un encuentro con lo que llegará

Querida hermana:

Ayer nos volvimos a reunir y en este caso, fue N., la Mujer Sabia. Nos dijo que tal vez el tema que había escogido no era muy "popular" , ya que era la muerte. Nuestra muerte... Vivirla de una manera constructiva. 
Tenía razón, el tema no suscita muchos adept@s, pero ¡salió muy bien! Hicimos una dinámica muy interesante y yo me sentí muy a gusto, muy serena y en paz con seres de luz a mi alrededor y sintiendo que me iba dejándolo todo terminado. Tú estabas. Te vi entre los seres que venían a buscarme y me susurraste tranquila, todo irá bien.
Al final, teníamos que escribirle una breve nota desde nuestra muerte a la persona que somos ahora y yo me mandé este mensaje:

 Querida Cris:
Aprovecha el tiempo. Medita. Practica.
Date a l@s demás.
Es lo más importante.
Gracias. 

Después de la dinámica hablamos durante mucho rato sobre el miedo que nuestra sociedad tiene a la tristeza y al dolor y cómo ello impide muchas veces que el proceso de duelo se supere bien. 
No nos damos cuenta de que todo termina y que nosotr@s somos parte de ese todo. En lugar de enfrentarnos a nuestro miedo, preferimos evadirnos en cosas superficiales sin honrar nuestra preciada vida humana. 
Muy triste. 
Y después de la conversación, llegó la cena con un millón de cosas para comer y para contar. 
La Hermana Sabia del mes próximo la conoces muy bien. La tenemos cerca y yo le ayudaré a preparar la sesión. También esperamos que nos llegue algo de tu magia y tu sabiduría. Muchas gracias por ello.

Un beso. 

**********
Texto: Cris Carrasco García.
Imagen: Una vez terminada la sesión. Autora: Mayte.

miércoles, 2 de enero de 2019

Pececitos en la estación del frío



Mi dulce hermana:

Un velo de tristeza se ha tejido sobre nosotros. Tú ya lo sabes ¿verdad? ¿Está contigo el pequeño ser? ¿Lo estás guiando para que llegue hasta ti? 
Si es así me siento mucho más aliviada. 
¡Qué dolorosa es a veces la impermanencia y cuánto cuesta abrir los brazos!.
Lo pienso.... tan bello, tan dulce. Como todas las criaturas. 
Y también pienso en nuestro Príncipe y su inmensa tristeza ¡le está escribiendo unas cosas tan bonitas! más que nunca nos necesita y necesita escribir. 
Este es uno de los poemas que le ha dedicado. Mira qué preciosidad:

Todo lo que se marcha de repente,
de golpe y sin avisar,
se queda,
vive y vivirá para siempre,
en nuestro silencio.
Sólo en ese punto de encuentro,
en ese lugar tan nuestro,
sólo ahí,
donde todo cabe
estará y estaremos
hasta el reencuentro.
Esta gran tormenta me ha pillado lejos y quisiera tener unos brazos largos como el puente más largo del universo para poder abrazar a tantos que ahora caminan con el corazón destrozado. No me importaría que se me deformaran y se me quedaran larguísimos para siempre. Así podría abrazar a todos sin excepción.
Dicen que en la vida siempre hay una muerte que nos vuelve del revés, nos atraviesa y nos desintegra. Después de ésta, las otras muertes que vivamos, aunque nos duelan, siempre serán más livianas. El dolor nos dejará caminar y respirar al mismo tiempo. Pero con LA GRAN MUERTE, no. En los primeros tiempos tendremos que andar unos pasitos cortos, parar y respirar porque el dolor abarcará tanto espacio que no nos dejará hacer las dos cosas a la vez. Quizá sea cierto y para El Príncipe, ésta ha sido su gran muerte.
 El otro día, en el estanque helado del bosque,vi en lo más bajo del todo, un pececito naranja que se movía muy despacio. Le pregunté a un señor que cuida del bosque si el pececito  no se moría y me dijo que no: "Espera allá abajo a que se funda el hielo". Quizá Nosotros somos pequeños seres naranja que en lugar de lanzar piedras contra el agua helada o preguntarnos continuamente por qué, debamos esperar a que termine la estación del frío. 
Mientras tanto, sigo intentando ayudar a este ser de rizos rubios a transitar en el bardo. Cuarenta y nueve días...
Esta navidad tiene su nombre y la de El Príncipe. 

Un beso
********
Texto : Cris Carrasco García y poema de Shiro Dani
Imagen: Shiro Dani

domingo, 16 de diciembre de 2018

Mujer Sabia del Círculo de Mujeres


Querida hermana:

El viento, tan típico de este lugar y que se estaba demorando, ya ha llegado. Los árboles se agitan, por el suelo de las calles ruedan hojas, pinocha y todo tipo de cosas que el aire encuentra en su camino y no duda en cambiar de sitio. El cabello quiere volar libre y los ojos se llenan de arenilla si no llevas gafas de sol.
Nada diferente a otros días de viento. 

El lunes hicimos aquí en casa el Círculo de mujeres y, como ya te conté, este mes me tocaba a mí ser la Mujer Sabia. Fue muy bonito, les hablé de muchas poetisas y Gioconda Belli presidió el centro del círculo porque es mi poetisa fetiche y porque era su cumpleaños (10 de diciembre).
Nos emocionamos mucho con algunos poemas y hablamos sobre otros. Miramos las fotografías en blanco y negro de Gioconda, de Wislawa, de Begoña, de Tozake, de Maram, de Consuelo Tomás, de Charlotte Delbo, de Gloria, de Alda, de Mía y contamos lo que cada una nos sugería. 
Después les leí un poema que escribí para cada una de ellas y todas se emocionaron. 

De todo ello, hubo una frase que dijo una de las Hermanas, que hace voluntariado con niñ@s oncológic@s,  y que me llegó al corazón : " Siempre he sabido que no puedo evitar que la gente de mi alrededor muera, pero sí puedo hacer que el tránsito de la vida a la muerte sea más liviano y suave". 
¿Verdad que esas palabras son pura poesía, puro amor, pura dulzura?
Ahora andamos toda la tarde preparando una cena sorpresa para la Hermana que se nos va lejos porque debe continuar su camino y le hemos comprado una tarta y andamos de acá para allá con el móvil y todo es pura fiesta. 
Creo que encontrar a estas mujeres en mi vida ha sido una bendición.

Por lo demás, sigo aprendiendo. Aprendiendo. Aprendiendo intentando siempre abrir los ojos sin juzgar y compartir para no caer en el apego. 
Una de las cosas que he aprendido estos últimos días es que hay personas que desean hacer algo por los demás pero no saben por dónde comenzar y cuando les abres una rendija, se muestran felices por poder ayudar y ser útiles a otr@s. 

Ya me voy. Te dejo fotos, que no son muy buenas, pero no tengo otras, te dejo una frase preciosa de la Hermana voluntaria en el hospital y te dejo una canción de Tracy Chapman que no sé si viene muy al caso pero como me encanta y estamos en época de regalos, pues te la doy con el permiso de Tracy. También te pongo la letra traducida porque aunque sé que allá donde estás lo entendéis todo en todas las lenguas, cuando estabas aquí no se te daba bien el inglés. 

Un beso 



Baby can I hold you (Tracy Chapman) ( Cariño, ¿puedo abrazarte?)

"Perdón",
es todo lo que no puedes decir.
Pasan los años y todavía,
las palabras no salen fácilmente,
(decir) algo como "perdón", algo como "perdón".
"Perdóname",
es todo lo que no puedes decir.
Pasan los años y todavía,
las palabras no salen fácilmente,
(decir) algo como "perdóname", "perdóname".
Pero cariño, puedes decir:
"cariño, ¿esta noche puedo abrazarte?" 
Quizás si te dijera las palabras adecuadas
en el momento adecuado, serías mío.
"Te quiero",
es todo lo que no puedes decir.
Pasan los años y todavía,
las palabras no salen fácilmente,
(decir) algo como "te quiero", "te quiero".
Pero cariño, puedes decir:
"cariño, ¿esta noche puedo abrazarte?"
Quizás si te dijera las palabras adecuadas
en el momento adecuado, serías mío.
Serías mío,
serías mío.
Tracy Chapman - Cariño, ¿puedo abrazarte?

**********
Imágenes: Barbara Zambon
Texto: Cris Carrasco García
Música: Tracy Chapman

viernes, 7 de diciembre de 2018

Las cosas andan revueltas

Querida hermana:

Las cosas andas revueltas porque los pueriles, los niños, los no iluminados, los que navegamos en el samsara, hemos decidido que con la violencia se resuelve todo. 
En el sur entra en el parlamento alguien que da miedo y los del otro extremo se lanzan a la calle como salvajes, impiden que los que creen sus enemigos se reúnan, se enfadan, agreden y lo rompen todo.
 Son jóvenes y no tan jóvenes, son ingenuos, pero ellos también dan miedo. Porque el odio, venga de donde venga, eriza la piel. 
Y los de allá, van a cruzar el Atlántico para jugar aquí un partido de fútbol. Sí, hermana, como te lo digo. Temen que pueda ocurrir alguna tragedia fruto de la violencia y han decidido poner agua de por medio. 
No te rías, que no es de risa.
Los vecinos y vecinas también están viviendo cosas muy tristes con chalecos amarillos rodando por el suelo y la Torre Eiffel acordonada. 
 Ya sé que donde tú estás todo esto suena a patio de colegio o de instituto, o peor aún, a patio de arenero y tobogán, pero los que todavía estamos aquí, lo hacemos casi todo así de serio y de triste y de gris y de feo. No sabemos dejar de sufrir. Cuando nos sentimos heridos creemos que haciendo daño nos curaremos.
No nos entendemos porque no queremos. Por ego, por orgullo, por tontos. Porque humildad y empatía son palabras bonitas que muy pocos ponen en práctica con verdadera voluntad.
Nos ponemos etiquetas :" de izquierdas" "de derechas", " del Boca", "del River".... y así decidimos quién entra en nuestra vida y quién no, lo borramos de nuestra lista de Facebook o no le deseamos los buenos días.

Pero nosotros, aún haciendo todo eso, no votamos a los que dan miedo y por ello nos creemos más listos y más maduros y más demócratas y más buenos. Mejores. 
Quizá no seamos tan diferentes de ellos como creemos.
Tal vez nosotros también le demos miedo a alguien.
Buscamos la seguridad en lugares equivocados. Un lugar equivocado es la violencia. Violencia contra el inmigrante, violencia contra las mujeres, violencia contra el hincha del otro equipo, violencia contra la vida. No queremos entender que somos frágiles y vulnerables. Si lo entendiéramos, nos haríamos fuertes.
Creo que sería un error intentar hacer entender todo esto porque cada uno, cada una, debe llegar a sus propias conclusiones a su ritmo y en su momento, por eso no intento convencer a nadie, sólo comparto también con otras personas este escrito dirigido a ti, que ya no te acuerdas de las cosas mundanas.

Bueno, hermana, me voy que esto se alarga y aquí escribiendo no voy a solucionar nada.  Quizá, lo único, que tú te rías de los pueriles, tontos e infelices seres humanos. 

Algo es algo. 

Un beso. 
*********

Imagen: Jeffrey Larson
Texto: Cris Carrasco García


lunes, 29 de octubre de 2018

Tercera reunión del Círculo de mujeres


El sábado por la tarde, mientras caía una intensa lluvia, nos reunimos por tercera vez el Círculo de mujeres. Esta vez fue en mi casa porque ya hace frío y anochece muy pronto como para reunirnos al aire libre. 
Fuimos siete y la mujer sabia de este mes nos leyó un relato muy bello que ella misma había escrito y hablaba de la luna, las mujeres y el mar. 
Después, cada una pintamos una piedra de la playa y realizamos dos danzas. 
Con cada reunión el grupo se va afianzando y nos sentimos más cercanas unas de otras. A ello también contribuyó que después de la reunión cenamos a cubierto, calentitas y con luz, lo que nos llevó a prolongar la conversación hasta tarde y a conocernos mucho más. 
Puedo resumir esta reunión con una frase que dijo una de las hermanas y que todas corroboramos: " Nos hemos visto pocas veces pero tengo la impresión de que hace años y años que os conozco".
Al día siguiente yo viajaba en una nube pensando en la tarde del sábado y prefiero no buscar lógicas ni por qués, sólo sé que quiero a
estas mujeres bellas y fuertes, maduras y sensibles. 
Casi todas hacemos algún tipo de voluntariado y nos preocupamos por l@s demás. Todas dudamos y todas amamos. Quizá sea por eso que cuando estamos juntas nuestra fuerza se intensifica y nos volvemos más creativas, más imaginativas. 
Pronto será la próxima reunión y volveremos a derramar sin tapujos nuestra intuición y sensibilidad. Pronto también nos faltará una hermana, la fundadora y alma mater del grupo, que se va a descubrir nuevos mundos y desde allí nos pensará y nos enviará mensajes de paz y luz. La esperaremos y la pensaremos feliz porque al fin puede desplegar sus alas y viajar sobre las ruedas de su caravana con nombre de diosa: Maya. 



Imágenes: Celine Hameury y Mayte.
Texto: Cris Carrasco

lunes, 22 de octubre de 2018

Semana preciosa

Querida hermana:

Releyendo la carta que te envié la semana pasada, siento como si hubiera pasado un siglo porque han ocurrido tantos acontecimientos buenos que no sé por dónde comenzar. 
Bueno, tú siempre me decías que cuando no se sabe por dónde empezar lo mejor es hacerlo por el principio, así que eso voy a hacer:
el lunes pasado sonó el teléfono a una hora muy temprana y se puso en marcha un pequeño milagro; sí, ya sé que tú dices que a todo le llamo milagro pero ¡es que la magia existe!. No te voy a aburrir con los pequeños detalles y te cuento directamente el final ¿preparada? Pues allá va....¡puedo permitirme ir al retiro! 
Deja de poner esa cara de yo ya lo sabía porque no tenías ni idea ¿o sí? Donde tú estás a veces creo que lo sabéis todo...
Bueno, pues si de aquí a esa fecha no tengo ningún problema de salud, nadie a mi alrededor me necesita tanto como para no dejarme marchar durante diez días y se dan todas las condiciones ¡iré al retiro de pascua! Todavía me parece todo tan especial, tan fuera de lo común, tan dulce, tan mágico.
 Y el otro suceso que ocurrió la semana pasada es que una amiga que tú no conoces nos llamó a Gianna y a mí desesperada porque su perrito llevaba tres días desaparecido y nos dijo que hiciéramos plegarias por él, para que encontrara el camino de regreso a casa. Hicimos plegarias, por supuesto, pero también le pedí ayuda a la protectora para que lo publicaran en su página y ¡ pocos minutos más tarde una chica dijo que lo había visto! Mi amiga se desplazó hasta allí y después de algunas horas y colaboración de muchas personas el perrito los encontró a ellos ya muy entrada la noche, pero todos sanos y salvos. 
Con estos dos sucesos he pasado una semana entre las nubes y ahora comienzo a aterrizar. 
¡ Cómo es la vida! la semana pasada tenía un gran nubarrón sobre mí y esta ha vuelto a salir el sol. Por cierto, también hemos tenido la peor gota fría de los últimos diez años y por unos días parecía que a tod@s nos iban a salir branquias y escamas. 

Pero la lluvia también ha pasado y seguimos teniendo pulmones y piel. 

Te llevo siempre conmigo.

Un abrazo con color de otoño.

*******
Texto: Cris Carrasco García
Imagen: Laura Knight

domingo, 14 de octubre de 2018

Huracán emocional

Querida hermana:

Estos días están siendo muy intensos en cuanto a emociones. Me siento envuelta en un torbellino que me resulta muy difícil. 

Ya te he hablado del retiro ¿verdad? El famoso retiro... Pues no puedo permitírmelo. Cuesta demasiado. Y ya me había hecho a la idea de que no iría y casi pasado página cuando el aluvión de amigas y amigos me ha ofrecido muchas posibilidades y con cada una, un rasguño, una emoción, lágrimas, un leve tintineo de la piel. 

No sé qué va a ocurrir. No sé si el universo me lo está poniendo difícil para ponerme una prueba o es mi mente la que lo siente así. 



Hoy he hablado con todos los amigos y amigas por vídeo-chat y Gianna ha estado a mi lado. Me he sentido en el centro de un tornado. La voz no se me escuchaba, los amigos y amigas que se oían como si estuvieran dentro de las cataratas del Niágara, el programa jitsi que nunca funciona bien y todo unido ha dado lugar a que cuando hemos terminado estaba muy estresada, tanto, que he hecho lo que hago siempre cuando me siento estresada: me he puesto a llorar. 

Dicen que las lágrimas son ríos que nos llevan a nuevos mares y por ello debemos darles libertad. Yo no sé si les he dado libertad o no porque no he podido contenerme. 

Ahora te escribo al final de esta tarde de domingo. Está lloviendo mucho porque el huracán Leslie ya se está dejando sentir y el huracán de emociones comienza a transformarse en tormenta tropical aunque siento que necesito silencio y descanso. 

Me hubiera gustado contarte cosas bonitas y alegres, como por ejemplo, que ayer fuimos a por el gatito de dos meses que ha adoptado Micaela; pues mira por dónde, me doy cuenta de que te lo estoy contando. Es precioso. Tiene los ojos grandes y azules  y el pelo largo y blanco. Ya le quiero mucho. 

Muchas gracias por leerme. Yo sé que donde tú estás no hay estos problemas y en algún momento todos y todas llegaremos a ese lugar. 

Llegaremos.

Un cálido abrazo

Imagen: Devorah Dewit
Texto: Cris Carrasco García

lunes, 8 de octubre de 2018

Mañana es fiesta

Querida hermana:

¡Imagina cómo están de bonitas las cafeterías y las pastelerías por la fiesta de mañana! Todas llenas con los dulces de mazapán y los pañuelos colgando en los escaparates. Hay muchos colores por todas partes y hoy, que he ido a la parte antigua del pueblo, sí, donde está la biblioteca y la torre y se respira aire de historia, pues muchas personas ya no han trabajado y por la calle no parecía lunes sino lo que era: la víspera de un día de fiesta. 

Creo que es verdad el dicho "De la festa, la vespra" (De la fiesta, la víspera)  porque todos sonreían y caminaban más livianos, como con alas en los zapatos. 

Aunque tú sabes que esos dulces cuestan mucho dinero porque están hechos con almendra molida, así que los miro a través de los escaparates y recuerdo el poema de Maram Al-Masri:

Soy la ladrona de los caramelos.
Ante tu tienda
mis dedos se quedaron pegados
y no conseguí llevarme
ninguno a la boca. 

El otro día entré en una de esas cafeterías y tenían encima del mostrador una bandeja de muestra para que quien quisiera cogiera algún mazapán y me comí uno, así que no puedo decir como Maram que no me he llevado ninguno a la boca...

Hablando de otra cosa, nuestra diva ya está en el bardo. ¡Era tan bonita y tan humilde! y tenía una mirada muy dulce.Me enamoré de ella hace muchos años, cuando la vi en una entrevista. Hablaba pausado y casi en un susurro y mientras respondía a las preguntas miraba hacia el infinito. Siempre nos quedará su voz. Sólo le deseo que tenga un tránsito sereno y que vuelva pronto. Porque seguro que volverá muy pronto con otro nombre pero ojalá con la misma voz. 

Ahora tengo que irme. Bella reclama un poco de mi atención en el sofá. Es su momento de caricias. 

Te llevo conmigo, siempre.

Un cálido abrazo 

Monterrat Caballé: Casta Diva


Texto: Cris Carrasco García
Imagen: Cris Carrasco García

lunes, 1 de octubre de 2018

Arco iris


Querida hermana:


Hoy El Príncipe ¿sabes quién es, verdad? El que intenta captar la vida fotografiando a personas desconocidas y escribiendo poemas, pues ha fotografiado a una niña siguiendo con el dedo el reflejo de un arco iris en una pared de baldosas blancas y me ha recordado lo que tú siempre me decías: " Los arco iris que se reflejan en objetos blancos son mensajes alegres de seres extraordinarios". 

La magia existe y cuando estamos atentas se manifiesta a nuestro alrededor. 

La semana pasada hubo luna llena y tuve una anécdota de hartazgo con Selene.  Estoy trabajando en comprenderla pero ella es la luna llena, demasiado luminosa, y yo el filo discreto de la luna nueva. Aún así creo que lo conseguiré.

Luis Pomodoro me ha pedido que le mande luz. ¡Qué graciosos y qué frágiles somos los seres humanos! Tiene miedo porque debe pasar por una prueba importante y él, tan ateo, tan práctico, me llama con voz temblorosa y me pide que piense en él y que junte mis manos por él.  Me lo pide en un susurro, pequeño e íntimo. Claro que lo haré y por todo aquel que lo necesite.


Comenzamos un nuevo mes y ya sabes que octubre siempre me trae el regalo de un año más. Qué bello poder celebrarlo y qué bello sentirte tan cerca aunque estés tan lejos. 

¿Eso también se llamará magia? 

Un cálido abrazo

Cris


Imagen: desconozco su autor/a. Gentileza de ShiroDani

domingo, 23 de septiembre de 2018

Primer día de la nueva estación

Querida hermana:

¡Qué bello es el otoño! aunque en verdad todas las estaciones me gustan. ¿ Recuerdas que cuando éramos pequeñas nos encantaba el verano porque hacía calor, comíamos helados, llevábamos tirantes y teníamos vacaciones? Ahora he aprendido a ver en cada época del año su mensaje y su poesía.

El otoño nos trae las calabazas, los boniatos, las hojas caídas, la contemplación y la introspección. Nos invita a desprendernos de lo que ya no nos sirve, como hacen los árboles con las hojas secas, para dejar espacio a lo nuevo. Dejar espacio a lo nuevo... suena bien... ¿ Qué nuevas cosas nos traerá esta estación?

Como también suena bien una taza de té azul en una conversación con una amiga que no ves desde hace un tiempo pero que en un momento te pones al día de todos los acontecimientos. Basta un momento y después, a disfrutar de la infusión y el placer de su compañía. ¿Sabes de quién hablo, verdad? Esa brujita sabia sevillana que me vino con un abanico de filo dorado pintado con mi nombre. Gianna, tan chic, no sale de su estupor y yo contemplo los sentidos tan contrapuestos de la estética de la una y la otra y me da la risa.



Le hablé del retiro de pascua y ya sabes, ella no entiende mucho eso de los retiros pero lo respeta aunque no pierde la ocasión de hacerme bromas veladas sobre ello; por ejemplo: ayer le mandé la publicidad del Salón Erótico de Barcelona, que a mí me parece una genialidad y por eso se la mandé y me responde: "¿es la publicidad del retiro?" ¡Qué mujer ésta, cómo la quiero!

Hoy he ido al bosque con Bella y está precioso. Todavía muy verde porque aún se nutre del agua de las últimas lluvias. No hemos encontrado a casi nadie porque hemos ido muy temprano y te podías sumergir en el silencio. La tierra, arcillosa, tiene la forma que moldeó el agua y por momentos hay una vegetación algo exuberante que no es muy propia de este lugar y que ha llegado a tapar algunos puntos del camino.

He tenido algunos sueños raros, ya me entiendes ¿verdad? Y el otro día tuve una anécdota con el número veintiuno. Pero me parece que estas cosas las sabes porque siempre has entendido las cosas de otros mundos pero nunca las de éste. 

A mí también me cuesta trabajo caminar por el mundo real. 

Un abrazo cálido

Cris

Imagen: No sé su autor o autora. Gentileza de ShiroDani




sábado, 15 de septiembre de 2018

Soy una mujer despierta (Jerusha Akatzin)


"No soy, ni quiero ser encantadora... SOY UNA MUJER.. Que ha conquistado la autenticidad de su propio ser y no me interesa hacer teatro. He aprendido a ver y a aceptar mis propias oscuridades, a valorar mis sueños y conquistar mis miedos. Si quieres saber quien soy, ven y CONÓCEME, acéptame tal y como soy. Si quieres conocer mi corazón, ven y abrázame, que no te asuste mi autoridad pues nace de mi saber, nunca de una imposición. He aprendido a reconocer mi valor para poder expresarme en todo momento y bajo toda circunstancia. Si nos encontramos en el camino debes saber que lo único que busco es tu corazón, para abrazarnos. Y si me permites, te puedo compartir el canto de mi corazón y mi danza con la vida. Juntos podemos aprender de la tierra con sabiduría.... Este ha sido un camino largo y difícil por momentos. He tocado fondo muchas veces, y otras tantas he dudado de mi camino. Y lo más hermoso es que he aprendido a reconocerme con AMOR Y RESPETO... Lo más importante para mi corazón es saberme y sentirme unida a la Divinidad que TODO LO CREA.. En este momento pocas cosas son ya importantes... Sólo sé que estoy VIVA y tengo muchos caminos que recorrer... Y muchos amores por AMAR."

Jerusha Akatzin ( Texto extraído del blog: vocesancestrales.blogspot.com)

Imagen: Anastasia Buzuneeva


jueves, 6 de septiembre de 2018

Ya en casa


Querida hermana:

Volví de Italia hace dos días y el otoño comienza a dejarse sentir.
Esta mañana, al retomar las caminatas con Bella, he pasado por los granados del jardín público ¡y las granadas ya están muy grandes y van tomando color!. 

El pequeño milagro del que te hablé en la entrada anterior se realizó y fue pequeño... Ahora espero que se consolide la segunda parte. 

Mis amigas de otros blogs ya van volviendo y están publicando imágenes y vivencias preciosas. Todo vuelve a recomenzar y es hermoso que así sea. 
Hace unas semanas una persona me dijo que los blogs ya no están de moda... Esa opinión me hizo reflexionar y he llegado a la conclusión de que no me importa si los blogs están o no de moda porque nunca me han importado las modas. Yo me siento unida a Lunas Violeta creo que porque es mi pequeña ventana hacia el mundo. Algo así como mi "Habitación con vistas", en recuerdo de esta bella película o mi "Habitación propia", en alusión, cómo no,a ¡Virginia Woolf!. También me gusta seguir los blogs de mis amigas porque son un remanso de paz, elegancia, serenidad y, muchas veces, sabiduría.

He escrito poco, y lo poco que he escrito ha sido en prosa. He comenzado un... bueno, no sé muy bien qué es, ¿relato? ¿Novela? No lo sé, voy escribiendo y ya terminaré cuando sea el momento de hacerlo. Como siempre, trata sobre el día a día de varias mujeres en apariencia muy diversas entre sí pero que van descubriendo poco a poco que son más parecidas de lo que ellas mismas creían en un principio.

He seguido con las prácticas del Camino en muchos momentos a duras penas porque me pesaban el calor y las emociones perturbadoras, pero estoy contenta de haber hecho cosas y he podido percatarme de algunos progresos. El grupo de estudiantes al que ayudo es muy bueno y la mayoría están muy implicados con el curso y las dinámicas. 

Estoy en casa otra vez y respiro hondo. Poco a poco voy reencontrando a todos los seres que dejé hace un mes y este reencuentro es siempre bello. Ahora cierro los ojos y me imagino paseando por el bosque, allá en Italia, pero no se puede tener todo. Aún así me siento afortunada de haber podido caminar una vez más por ese bosque lleno de ciclámenes silvestres y de agua fresca. 

Dicen que este fin de semana lloverá bastante y me gustaría que así fuera, pero no tengo muchas esperanzas porque aquí ya sabes que cuando dicen que va a llover caen cuatro gotas y casi siempre es aguabarro . Aún así espero la lluvia y el fresco y el aroma a húmedo y a tierra mojada.

Y tú, ¿cómo has pasado el verano? ¿Estás ya en casa o no has salido de vacaciones?¿Comienzas las vacaciones ahora en septiembre? ¡Cuántas preguntas! Disculpa. No es por averiguarte la vida, es simplemente por sentirme más cercana. 

Gracias por leerme. 

Un cálido abrazo

Cris

Imágenes: No sé sus autores o autoras, me las ha proporcionado un amigo...


martes, 21 de agosto de 2018

Largo y cálido verano

Querda hermana:

Este verano está siendo largo, extraño, demasiado cálido y un poco anodino. 

Todo ello son percepciones mías porque el verano siempre dura lo mismo, y siempre hace calor, así que todo depende del humor con el que nos lo tomemos. 

Estoy lejos de casa pero no me siento de vacaciones.

Lo bello y lo bueno, porque en toda situación en apariencia anodina hay siempre algo bueno y bello ha sido que el otro día, una señora para mí desconocida que vino a tomar el aperitivo con el grupo con el que suelo hacerlo me dijo al despedirse: " Avanti con la vita!". Estoy segura de que esta señora percibió mi tristeza y esa fue su forma de decirme: " todo se solucionará porque todo es pasajero". ¡Avanti con la vita!.

Y un amigo del Camino, al hablarle de mi sensación de falta de motivación para estudiar, meditar y ayudar a otr@s estudiantes, me dijo: " La motivación a veces hay que buscarla en qué te llevó a comenzar este camino. Nadie te obligó, lo hiciste porque tenías alguna razón muy poderosa para comenzarlo". ¡Y ahí la encontré! estaba agazapada entre el calor, la rutina y mis quejas. En ese cajón de sastre estaba escondida la primera motivación que me llevó a un camino bello, emocionante, fantástico, pero también duro y a veces algo incomprensible. Un camino donde la paciencia es la mejor aliada. Donde l@s otr@s son los actores y actrices principales. 

Y entre todo ello, espero un pequeño milagro. 
Creo que a veces al esperar preparamos nuestra mente para que los pequeños milagros cobren forma. La mente es muy poderosa y si la magia no aparece esta vez, al menos habremos cultivado la paciencia.

Un abrazo fuerte.

Muchas gracias _()_

Cris
Imagen: Vladimir Volegov

lunes, 16 de julio de 2018

De papeleos y paciencias


Esta mañana Barbara (que como la mayoría sabéis, es mi pareja) y yo llegamos al ayuntamiento de nuestro pueblo para entregar unos papeles.

Había gente en las sillas de espera, en el amplio hueco entre las mesas de los funcionarios y las sillas de espera, gente entrando, saliendo, gente con niños pequeños a los que habían comprado una bolsa de golosinas más grande que ellos para que estuvieran callados pero a la mamá se le había olvidado comprar agua y el niño, después de atiborrarse de azúcar, se moría de sed y pedía agua, agua, agua...

Pulsamos el botón de la máquina que da los números y sale el 115. Va por el 63.

Después de dos horas de espera por fin nos toca y dejamos atrás a los niños sedientos, las señoras que hablan solas y los que cuentan batallitas de la cárcel con el de al lado para amenizar la espera.



Cuando llegamos a la mesa de la funcionaria donde nos toca, mira la instancia que llevamos y nos dice que no nos puede atender porque el sistema informático se ha caído y el ordenador está bloqueado, pero como no puede llamar a nadie hasta que se arregle, pues nos puede escuchar mientras le contamos a qué venimos. Así que le decimos que nos envían los servicios sociales para entregar allí esa instancia y la mujer nos dice que esa instancia no es la que debemos presentar para pedir lo que nos han dicho los servicios sociales que pidamos. Le contestamos que nos la ha dado la misma trabajadora social y nos vuelve a reiterar que esa no es la solicitud porque esa solicitud es para casos generales y nosotras vamos con un caso específico 🙄



Todo ello nos lo dice mientras habla con una chica que, según nos informa la misma funcionaria, es la informática que ha venido a averiguar por qué diablos se ha caído el sistema. Y mientras sigue hablando con la informática, dice que el tema por el que queremos entregar la instancia se interrumpió el 30 de junio hasta septiembre, pero que en septiembre podemos acercarnos y entregar la solicitud junto con los demás papeles que ella ha revisado y que están correctos. Entonces le preguntamos si volvemos con esa misma instancia y nos dice que sí, que sin ningún problema ...🤔

Nos levantamos y le deseamos un buen día y que se arregle pronto el sistema y nos da las gracias mientras le dice a la informática que mejor no llama a nadie más ¿verdad?

Volvemos caminando a casa con 37 grados a la una y media del mediodía mientras recuerdo una historia que oí contar a Jetsunma Tenzin Palmo:

Estaba en las oficinas de inmigración de la India y delante de ella había un monjito budista que ella no conocía pero sabía que era monjito por la cabeza rapada y el hábito. El funcionario que le estaba atendiendo le gritaba mientras él intentaba rellenar una solicitud. El monje se equivocó y tachó algo de lo que había puesto y el funcionario le arrebató la instancia, la rompió en mil pedazos y le tiró encima los mil pedazos. Entonces el monje, juntando las manos a la altura de su pecho , con enorme serenidad le pidió por favor, si podía darle otra instancia porque la que tenía ... se había roto. El funcionario le volvió a tirar encima otra instancia, esta vez entera y le gritó que fuera a rellenarla a un rincón y cuando hubiera terminado volviera. 

Entonces el monje se levantó de la silla y al girarse vio a Jetsunma Tenzin Palmo. Ni corto ni perezoso, le sonrió y le guiñó un ojo como si estuviera en una terraza disfrutando de un buen aperitivo.

Al comenzar a caminar hacia casa había venido a visitarme la ira, pero al recordar esta historia y compararla con la mía, no puedo dejar de reír. 

¡Madre mía! si intentamos hacerlo a propósito no nos sale tan mal... Pero por lo visto, los de inmigración de La India son mucho peor




( Cris Carrasco García)
Imágenes: La primera es de Cinzia Bolognesi y la segunda es Jetsunma Tenzin Palmo. De esta segunda desconozco su autor o autora. 

sábado, 7 de julio de 2018

Vuestros blogs

Me gusta mucho más navegar por los blogs de algunas personas conocidas que por Facebook u otras redes sociales (aunque yo sólo tengo Facebook)

Haciendo una burda comparación, diría que los blogs son algo así como ir a casa de una amiga a tomar un poco de té y entre el sabor amargo (lo tomo siempre sin endulzar) conversar de libros, de antigüedades, de rutinas, de fotografías hechas sobre temas pequeños pero con encanto...

Y Facebook es como ir al mercado en día de mercado. Cada uno, cada una, en su parada, ofreciendo su producto sin orden ni concierto, un nido de grillos donde ahora un "amig@" te dice una frase que, según parece, tendría que ser la máxima de tu vida, y si bajas un peldaño, el siguiente "amig@" te habla de otra cosa totalmente dispar. 

Tengo unas cuantas amigas con blogs apasionantes y cuando paseo por ellos me sumerjo en la calma y los saboreo. Es como mirar el mar tranquilo y pensar al compás de las olas saboreando cada palabra, cada fotografía, cada poema, cada manualidad, cada reflexión, cada libro comentado...

Un pequeño gran placer . Gracias María (Junto a una taza de té), Princesa Nadie (Princesa Nadie),  Marijose (Una sopa azul), Susana (Noches Blancas) Susana(Mi rinconcito en el alma, Un rincón de palomitas, Con la música a otra parte, el rincón de mi lectura), Alicia (Alicia y su cambalache), Agustina Guerrero (Cuaderno de viaje), Carina (un amor, un hogar, un milagro), Chusa (La lareira de Chusa),porque vuestros blogs me invitan a soñar, a reflexionar, a mirar desde otro ángulo, a disfrutar.*

Cada una en su campo y a su modo amáis la belleza y lo transmitís en vuestras acogedoras casitas virtuales que visito sin falta siempre que alguna de vosotras cuelga una entrada nueva. Todas me transportáis a un mundo delicado y me confirmáis que la belleza está agazapada en todos los recovecos del camino si miramos con ojos curiosos y vibrantes.

Gracias, amigas virtuales.  

( Cris Carrasco García)

Imagen: Annelinde Tepelman



* Los enlaces de estos blogs están al final de Lunas Violeta, en el apartado A veces paseo por



martes, 6 de marzo de 2018

Poemas con otros proyectos

A veces te das cuenta de que los poemas tienen vida propia. 
Y te lo dicen con pequeñas señales casi imperceptibles para la cotidiana atención.
Un ejemplo de ello es un poema que le dediqué a mi abuela. 
Ya nació en circunstancias extrañas: mi abuela caminaba de la mano del olvido pero nada hacia presagiar el final, sin embargo yo siempre había presentido que cuando le escribiera un poema ella moriría. Aquella tarde se me olvidó el presentimiento y cuando estaba poniendo el punto y final, sonó el teléfono y era mi hermana: " Se ha muerto la abuela"...

En el único lugar público donde quise que figuraran esos versos fue en su libro de condolencias. Me negué a ponerlo en ningún poemario.
Pero como digo, los poemas tienen vida y aspiraciones propias. 
Pasaron bastantes años...

Y mi madre me sugirió leerlo en el recital poético que todos los años hace la escuela de adultos donde ella iba. Era un poema dedicado a su madre.... ¿ cómo me iba a negar? La escuela recopila los poemas que l@s alumn@s leen en un pequeño dosier y ahí comenzó su andadura en solitario. 
"María" que así se titula, ha sido leído en numerosas ocasiones por muchas personas.

El año pasado me pidieron que lo hiciera yo en el recital por el día de la dona y por primera vez lo dije en voz alta. 
Este año no he podido ir a ese recital y hace unos momentos M.M Pilar Martínez Martínez, una mujer que para mí encarna tantos valores, me ha dicho que lo leyó ella en esa fiesta poética.

Es curioso, es un poema que nació pobre, lleno de nostalgia y sin mucha pretensión pero ahí anda, contando la sencilla historia de una mujer como tantas y de una nieta a la que le gustaba que su abuela le preparara los sábados la merienda de pan con chocolate. Nada más.
Quizá alguien piense que debería escribirlo aquí pero no lo voy a hacer."María" sabe buscarse la vida. Ya lo ha demostrado. 
Muchas gracias M Pilar Martínez Martínez.

Otro día os contaré la historia del poema del abuelo.... también es especial. Besos.

( Cris Carrasco García)
Imagen: Barbara Jaskiewicz

domingo, 7 de enero de 2018

Tarde especial


Ayer estuve en una residencia de ancianos.

Entrelazada a los andadores, a los pasitos cortos y torpes, a las bocas desdentadas y a la desmemoria, estaba la ternura.

Había llegado la Befana ( la bruja que en Italia trae caramelos a los niños el día de la Epifanía) y algunos andaban con sus calcetines llenos de chucherías. Abrimos el calcetín de la abuelita que habíamos ido a visitar y sacamos unas cuantas monedas de chocolate. En menos de un minuto, un señor viejito como el mundo se nos acercó para que le diéramos una. Se la dimos y volvió a su silla. Tardó mucho en quitar el papel a la moneda, pero cuando lo consiguió, tardó muy poco en comérsela. Después se echó una cabezadita.

Poca conversación con frases cortas y sencillas. ¿Qué has comido hoy? Pasta ¿ Te han dado pastel? Sí ¡ qué árbol tan bonito! Vinieron los niños de la escuela a decorarlo.

Un señor de ciento cinco años miraba el infinito y una de las chicas que los cuidan le dijo fingiendo la voz de una bruja perversa: " Eres un viejecito de ciento cinco años, jejejeje" y él sonrió con su boca desdentada y dijo no con la cabeza-
Ciento cinco años, ni siquiera había estallado la primera guerra mundial cuando él nació...

Casi eran las seis y comenzaron a hacer cola en la puerta del comedor.Despacito. En silencio. La fragilidad aliada con la monotonía.
Me venían a la mente imágenes de mi trabajo en la escuela infantil. Había cierto parecido. Algo que une el principio con el fin y que va preparando para otro principio. Pero los niños son mucho más bulliciosos.

Nos fuimos despidiendo. Besamos a todos los que nos dijeron adiós y con cada beso la mirada les brillaba.

Al salir estaba emocionada . Siempre lloro cuando me siento cerca de la esencia de la vida.

( Cris Carrasco García)
Imagen: Francine Van Hove