Mostrando entradas con la etiqueta Reflexiones en el diario. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Reflexiones en el diario. Mostrar todas las entradas

lunes, 16 de julio de 2018

De papeleos y paciencias


Esta mañana Barbara (que como la mayoría sabéis, es mi pareja) y yo llegamos al ayuntamiento de nuestro pueblo para entregar unos papeles.

Había gente en las sillas de espera, en el amplio hueco entre las mesas de los funcionarios y las sillas de espera, gente entrando, saliendo, gente con niños pequeños a los que habían comprado una bolsa de golosinas más grande que ellos para que estuvieran callados pero a la mamá se le había olvidado comprar agua y el niño, después de atiborrarse de azúcar, se moría de sed y pedía agua, agua, agua...

Pulsamos el botón de la máquina que da los números y sale el 115. Va por el 63.

Después de dos horas de espera por fin nos toca y dejamos atrás a los niños sedientos, las señoras que hablan solas y los que cuentan batallitas de la cárcel con el de al lado para amenizar la espera.



Cuando llegamos a la mesa de la funcionaria donde nos toca, mira la instancia que llevamos y nos dice que no nos puede atender porque el sistema informático se ha caído y el ordenador está bloqueado, pero como no puede llamar a nadie hasta que se arregle, pues nos puede escuchar mientras le contamos a qué venimos. Así que le decimos que nos envían los servicios sociales para entregar allí esa instancia y la mujer nos dice que esa instancia no es la que debemos presentar para pedir lo que nos han dicho los servicios sociales que pidamos. Le contestamos que nos la ha dado la misma trabajadora social y nos vuelve a reiterar que esa no es la solicitud porque esa solicitud es para casos generales y nosotras vamos con un caso específico 🙄



Todo ello nos lo dice mientras habla con una chica que, según nos informa la misma funcionaria, es la informática que ha venido a averiguar por qué diablos se ha caído el sistema. Y mientras sigue hablando con la informática, dice que el tema por el que queremos entregar la instancia se interrumpió el 30 de junio hasta septiembre, pero que en septiembre podemos acercarnos y entregar la solicitud junto con los demás papeles que ella ha revisado y que están correctos. Entonces le preguntamos si volvemos con esa misma instancia y nos dice que sí, que sin ningún problema ...🤔

Nos levantamos y le deseamos un buen día y que se arregle pronto el sistema y nos da las gracias mientras le dice a la informática que mejor no llama a nadie más ¿verdad?

Volvemos caminando a casa con 37 grados a la una y media del mediodía mientras recuerdo una historia que oí contar a Jetsunma Tenzin Palmo:

Estaba en las oficinas de inmigración de la India y delante de ella había un monjito budista que ella no conocía pero sabía que era monjito por la cabeza rapada y el hábito. El funcionario que le estaba atendiendo le gritaba mientras él intentaba rellenar una solicitud. El monje se equivocó y tachó algo de lo que había puesto y el funcionario le arrebató la instancia, la rompió en mil pedazos y le tiró encima los mil pedazos. Entonces el monje, juntando las manos a la altura de su pecho , con enorme serenidad le pidió por favor, si podía darle otra instancia porque la que tenía ... se había roto. El funcionario le volvió a tirar encima otra instancia, esta vez entera y le gritó que fuera a rellenarla a un rincón y cuando hubiera terminado volviera. 

Entonces el monje se levantó de la silla y al girarse vio a Jetsunma Tenzin Palmo. Ni corto ni perezoso, le sonrió y le guiñó un ojo como si estuviera en una terraza disfrutando de un buen aperitivo.

Al comenzar a caminar hacia casa había venido a visitarme la ira, pero al recordar esta historia y compararla con la mía, no puedo dejar de reír. 

¡Madre mía! si intentamos hacerlo a propósito no nos sale tan mal... Pero por lo visto, los de inmigración de La India son mucho peor




( Cris Carrasco García)
Imágenes: La primera es de Cinzia Bolognesi y la segunda es Jetsunma Tenzin Palmo. De esta segunda desconozco su autor o autora. 

sábado, 7 de julio de 2018

Vuestros blogs

Me gusta mucho más navegar por los blogs de algunas personas conocidas que por Facebook u otras redes sociales (aunque yo sólo tengo Facebook)

Haciendo una burda comparación, diría que los blogs son algo así como ir a casa de una amiga a tomar un poco de té y entre el sabor amargo (lo tomo siempre sin endulzar) conversar de libros, de antigüedades, de rutinas, de fotografías hechas sobre temas pequeños pero con encanto...

Y Facebook es como ir al mercado en día de mercado. Cada uno, cada una, en su parada, ofreciendo su producto sin orden ni concierto, un nido de grillos donde ahora un "amig@" te dice una frase que, según parece, tendría que ser la máxima de tu vida, y si bajas un peldaño, el siguiente "amig@" te habla de otra cosa totalmente dispar. 

Tengo unas cuantas amigas con blogs apasionantes y cuando paseo por ellos me sumerjo en la calma y los saboreo. Es como mirar el mar tranquilo y pensar al compás de las olas saboreando cada palabra, cada fotografía, cada poema, cada manualidad, cada reflexión, cada libro comentado...

Un pequeño gran placer . Gracias María (Junto a una taza de té), Princesa Nadie (Princesa Nadie),  Marijose (Una sopa azul), Susana (Noches Blancas) Susana(Mi rinconcito en el alma, Un rincón de palomitas, Con la música a otra parte, el rincón de mi lectura), Alicia (Alicia y su cambalache), Agustina Guerrero (Cuaderno de viaje), Carina (un amor, un hogar, un milagro), Chusa (La lareira de Chusa),porque vuestros blogs me invitan a soñar, a reflexionar, a mirar desde otro ángulo, a disfrutar.*

Cada una en su campo y a su modo amáis la belleza y lo transmitís en vuestras acogedoras casitas virtuales que visito sin falta siempre que alguna de vosotras cuelga una entrada nueva. Todas me transportáis a un mundo delicado y me confirmáis que la belleza está agazapada en todos los recovecos del camino si miramos con ojos curiosos y vibrantes.

Gracias, amigas virtuales.  

( Cris Carrasco García)

Imagen: Annelinde Tepelman



* Los enlaces de estos blogs están al final de Lunas Violeta, en el apartado A veces paseo por



martes, 6 de marzo de 2018

Poemas con otros proyectos

A veces te das cuenta de que los poemas tienen vida propia. 
Y te lo dicen con pequeñas señales casi imperceptibles para la cotidiana atención.
Un ejemplo de ello es un poema que le dediqué a mi abuela. 
Ya nació en circunstancias extrañas: mi abuela caminaba de la mano del olvido pero nada hacia presagiar el final, sin embargo yo siempre había presentido que cuando le escribiera un poema ella moriría. Aquella tarde se me olvidó el presentimiento y cuando estaba poniendo el punto y final, sonó el teléfono y era mi hermana: " Se ha muerto la abuela"...

En el único lugar público donde quise que figuraran esos versos fue en su libro de condolencias. Me negué a ponerlo en ningún poemario.
Pero como digo, los poemas tienen vida y aspiraciones propias. 
Pasaron bastantes años...

Y mi madre me sugirió leerlo en el recital poético que todos los años hace la escuela de adultos donde ella iba. Era un poema dedicado a su madre.... ¿ cómo me iba a negar? La escuela recopila los poemas que l@s alumn@s leen en un pequeño dosier y ahí comenzó su andadura en solitario. 
"María" que así se titula, ha sido leído en numerosas ocasiones por muchas personas.

El año pasado me pidieron que lo hiciera yo en el recital por el día de la dona y por primera vez lo dije en voz alta. 
Este año no he podido ir a ese recital y hace unos momentos M.M Pilar Martínez Martínez, una mujer que para mí encarna tantos valores, me ha dicho que lo leyó ella en esa fiesta poética.

Es curioso, es un poema que nació pobre, lleno de nostalgia y sin mucha pretensión pero ahí anda, contando la sencilla historia de una mujer como tantas y de una nieta a la que le gustaba que su abuela le preparara los sábados la merienda de pan con chocolate. Nada más.
Quizá alguien piense que debería escribirlo aquí pero no lo voy a hacer."María" sabe buscarse la vida. Ya lo ha demostrado. 
Muchas gracias M Pilar Martínez Martínez.

Otro día os contaré la historia del poema del abuelo.... también es especial. Besos.

( Cris Carrasco García)
Imagen: Barbara Jaskiewicz

domingo, 7 de enero de 2018

Tarde especial


Ayer estuve en una residencia de ancianos.

Entrelazada a los andadores, a los pasitos cortos y torpes, a las bocas desdentadas y a la desmemoria, estaba la ternura.

Había llegado la Befana ( la bruja que en Italia trae caramelos a los niños el día de la Epifanía) y algunos andaban con sus calcetines llenos de chucherías. Abrimos el calcetín de la abuelita que habíamos ido a visitar y sacamos unas cuantas monedas de chocolate. En menos de un minuto, un señor viejito como el mundo se nos acercó para que le diéramos una. Se la dimos y volvió a su silla. Tardó mucho en quitar el papel a la moneda, pero cuando lo consiguió, tardó muy poco en comérsela. Después se echó una cabezadita.

Poca conversación con frases cortas y sencillas. ¿Qué has comido hoy? Pasta ¿ Te han dado pastel? Sí ¡ qué árbol tan bonito! Vinieron los niños de la escuela a decorarlo.

Un señor de ciento cinco años miraba el infinito y una de las chicas que los cuidan le dijo fingiendo la voz de una bruja perversa: " Eres un viejecito de ciento cinco años, jejejeje" y él sonrió con su boca desdentada y dijo no con la cabeza-
Ciento cinco años, ni siquiera había estallado la primera guerra mundial cuando él nació...

Casi eran las seis y comenzaron a hacer cola en la puerta del comedor.Despacito. En silencio. La fragilidad aliada con la monotonía.
Me venían a la mente imágenes de mi trabajo en la escuela infantil. Había cierto parecido. Algo que une el principio con el fin y que va preparando para otro principio. Pero los niños son mucho más bulliciosos.

Nos fuimos despidiendo. Besamos a todos los que nos dijeron adiós y con cada beso la mirada les brillaba.

Al salir estaba emocionada . Siempre lloro cuando me siento cerca de la esencia de la vida.

( Cris Carrasco García)
Imagen: Francine Van Hove

martes, 19 de diciembre de 2017

Repasando el castellano...



Una amiga, que para ésto de investigar no tiene precio, ha colgado en su muro un artículo en el que se recopilan las supuestas cuarenta palabras más bonitas del castellano. Y ello me ha hecho pensar que mis dos palabras favoritas, en cuanto a sonido se refiere son: alfiler y escabel ( me encantan los términos agudos). 
El otro día, gracias a otra amiga, aprendí que los guantes con los dedos cortados ( y que yo uso tanto cuando estoy por casa porque mis manos siempre están heladas) se llaman mitones. Una palabra también preciosa. 

Y hace un tiempo mi madre me enseñó un término típico de su tierra ( Aragón) que he adoptado: laminero o laminera, que es sinónimo de goloso o golosa. porque el lamín es el dulce o la golosina. 
Yo soy laminera hasta extremos insospechados. 
En cuanto a significado, creo que mis palabras favoritas no difieren mucho de las que seguro serán las preferidas vuestras: amor, dulzura, dulce, ternura, amistad, compasión, delicadeza, delicado o delicada, y sobre todo, GRACIAS. 
¿Cuáles son tus palabras favoritas?

( Cris Carrasco García)
Imagen: Mila Marquis

viernes, 10 de noviembre de 2017

Jugando al escondite y Punto intermedio

JUGANDO AL ESCONDITE

Desde este tren de vuelta a casa el mar no se deja atrapar. Llega con forma de playa desierta de noviembre y cuando quiero fotografiarlo el tren me introduce en la oscuridad de un túnel. 
Vuelve la luz y el mar se esconde tras los pinos.
Se deja ver. Parece quieto y sereno. Preparo la cámara y otro túnel me lleva a una noche sin luna tan repentina como inesperada. Cuando salgo de la noche la luz del sol me deslumbra y se multiplica en el azul del agua con pequeños destellos.
Otra vez lo intento. Otra vez resulta imposible.
Desisto.
Lo mejor es contemplar sin pretensiones. 

Imagen: Fred Calleri



PUNTO INTERMEDIO

En esta cuna inmensa que es el tren, me voy adormeciendo como un feto envuelto en la placenta de su madre.
A lo lejos, las grúas de un puerto y una pequeña franja de mar. Mi casa está cerca. Atrás queda la ciudad que me abre el corazón y se queda con la llave. Delante me esperan los abrazos. 

( Cris Carrasco García)

lunes, 4 de septiembre de 2017

Por algo son maestras

En el retiro a distancia Venerable Damcho nos dice:

- La emoción que trabajaremos mañana será la furia. Vayan pensando en ella.

Y una vocecita dentro de mí:

- Lo tengo fácil porque no soy una persona furibunda; alguna que otra vez me enfado, pero llegar a la furia... no. Yo soy muy tranquila.

Parece que Venerable Damcho también ha oído la  vocecita de mi cabeza:

- Si creen que no son personas furibundas piensen en el presidente de su país o del país que menos les guste.

Y en menos de tres minutos:

- ¡JOLÍN ESTAS MAESTRAS CÓMO DAN EN EL CLAVOOOOO! 

(Cris Carrasco García)
Imagen: Janet Hill

miércoles, 21 de junio de 2017

21 de Junio de 2017


Querida hermana:

Otra vez ha llegado el verano. Para ti, el invierno.

Esta es la estación en que camino descalza y en la que todo parece vestirse con la ligereza del viento.

Yo en tu estación, el invierno, me vuelvo una osa y me enclaustro en la cueva que llevo dentro. Me vuelvo interior, profunda como un agujero negro del Universo.

Después, cuando el frío comienza a ser un recuerdo, salgo y me desperezo, miro el sol radiante y para reverenciarlo me quito los zapatos y camino descalza.

Todo sigue en esta rueda infinita de las estaciones que marcan los ciclos de la vida. 

En el verano recojo los frutos internos que planté en la osera cavernaria y los celebro con la excusa del Saka Dawa, de San Juan, del Orgullo, de la Luna de Junio, de las Ferias Alternativas... Lo celebro bailando batukadas en la orilla del mar y caminando por los bosques húmedos de Italia donde debí aprender una nueva lengua y una forma diferente de andar.

Que encuentres la felicidad que nada sabe del sufrir, hermana, en este tiempo, para ti, del adentro. 
Yo intentaré disfrutar en esta estación de pies desnudos. 
Te quiero. 

( Cris Carrasco García)
Imagen: Amelia Jane Murray

viernes, 26 de mayo de 2017

26 de Mayo de 2017

Una amiga de Dharma (el camino budista), cuelga en su muro la foto de una mujer judía y un hombre musulmán llorando juntos por las víctimas del atentado de Manchester, y súbito, raudo y veloz, alguien le comenta: " ¿Y por los niños de Siria quién reza?"

- Nosotros- Responde ella. 

Y el hombre, que quizá ya tiene las teclas cargadas para decir aquello de víctimas de primera y de segunda... Ese discurso que está tan de moda para no llorar por nadie, responde: " Ah, vale".

Sé que hay quien hace mucho esfuerzo en su día a día para tener presente el dolor de tod@s. De TOD@S. Lo sé de buena tinta. 

Gracias Antoine.

(Cris Carrasco García) 
Imagen: Isabel Guerra

domingo, 21 de mayo de 2017

Una cita de Kodo kimura




"No tengo patria. En cambio, allá donde esté me encuentro en casa. En ninguna parte me siento como un invitado. En los templos a los que se me invita habito como si fueran el mío propio.
Vivo con naturalidad, sin grandes ceremonias.
A cada paso que doy me encuentro en casa. En cada paso se halla el universo. Ningún lugar al que ir, ninguno al que regresar. Ningún lugar en el que pudiera ocultarme y tampoco ningún lugar tras el que andar."

Kodo Kimura

Del libro: " El zen es la mayor patraña de todos los tiempos"

Imagen: Cecilia Aisin-Gioro

miércoles, 17 de mayo de 2017

16 de Mayo de 2017


Hola hermana:

Hace tanto tiempo que no te escribo...
Han pasado muchas cosas pero en realidad, en la profundidad de esta ilusión, no ha pasado nada.
El unicornio no ha vuelto a visitarme. Son muy libres los unicornios. Vienen cuando quieren. Se van cuando lo desean.
Como nosotras.
Por eso no lo espero y sigo mi camino.
Ha llegado la primavera ¿sabes? Para ti, el otoño.
Y he conocido a poetisas nuevas que hablan de hierba y de luz.
Las locas de siempre.
Las locas cuerdas que ve lo invisible.
Como nosotras.
Por eso nos entendemos tan bien aunque tú seas del sur del sur y yo de donde mayo es primavera.
Mi sobrina Paula, que ya tiene cuatro años, cuando salimos al campo recoge hierbas y flores porque dice que va a hacer pócimas... Otra que apunta maneras de loca cuerda, de bruja en el precioso sentido de la palabra. De hada.
La tradición sigue. Nunca acabarán con nosotras. Las hogueras nos fortalecen. Desde el inicio del Mundo nacemos con Avalon en el corazón.
Feliz otoño desde esta primavera. 

( Cris Carrasco García)
Imagen: Francesca Strino

martes, 14 de marzo de 2017

Con ellas


Pasa la tormenta que tanto daño ha hecho y amanece con un tenue sol velado por las nubes.
Desayuno. Es mi momento preferido del día. Tomo el té y leo algunas noticias. Veo que una amiga, una escritora muy sensible, ha colgado una entrada en su blog y corro a leerla. Habla de un nuevo libro que ayer le trajo el cartero ¡ qué alegría cuando el cartero llega con libros nuevos que esperas desde hace tiempo!. Esta novela narra una sencilla historia de amor en un país de frío y nieve. 
Y así ella siente que viaja con la imaginación. Viajar es mágico. Sea con el cuerpo físico o sea a través de los libros. Viajar sin salir de casa creando mundos perfectos aunque quizá los mejores sean los imperfectos.
Mi amiga también habla de "nuestras chicas": Jane Austen, Etty Hellisum,las Brönte, Emily Dickinson, que casi no salió de casa pero nadie puede decir que no tuviera una vida interesante, aunque al fin y al cabo ¿ qué es una vida interesante?
Descubro que estoy desayunando con ellas. A pesar del tiempo y el espacio me acompañan como me acompañaron aquellos veranos de la niñez y la primera juventud.
¡Qué desayuno tan bello!
¡Que todos los seres disfruten de tanta belleza!

( Cris Carrasco García)
Imagen: Deborah Dewit

viernes, 6 de enero de 2017

Cuestionario


En una página de literatura me preguntan con quién me tomaría un café... Ummm en primer lugar, ¿ podría ser un té? ¿ Sí? ¡Gracias!
Y después pienso y pienso:
Me tomaría un té con alguien que hablara bajito y pausado, con alguien que antes de hablar conmigo apagara el móvil y me mirara a los ojos, con alguien que no se sintiera incómod@ con el silencio y con alguien a quien no hiciera falta dar explicaciones.
¿ Vale esa respuesta? ¿Que tengo que decir nombres? Es que la lista se me hace interminable... ¿ Puedo poner a l@s que ya han abandonado su cuerpo? Quiero decir si puedo poner a l@s que ya no están viv@s...
La página de literatura me deja por imposible y me olvida.
Las páginas de literatura, a veces, son muy poco literarias. 

( Cris Carrasco García)
Imagen: Huguette Clarck


jueves, 24 de noviembre de 2016

Retomo lo iniciado hace un tiempo

Hace año y medio, poco más o menos, abrí un blog al que llamé La tortuga de Mapimí quiere ser verde, en el que tenía por objetivos difundir la ecología, el vegetarianismo y el veganismo, el consumo responsable, etc... pero me vi abarcando demasiado, utilizando demasiado tiempo en buscar artículos interesantes, discriminando continuamente si una información debía aparecer o no en el blog... y me abrumé. Por ello este camino ha estado detenido bastante tiempo. Pero el otro día, volviendo a escuchar la enseñanza de Venerable Damcho sobre Simplicidad Voluntaria, me dije: ¿ por qué no retomar la idea del blog de La tortuga de Mapimí quiere ser verde pero de una manera más sencilla, sin querer abarcar tanto? ¡ Y me pareció una excelente idea! Así que estas líneas son para comunicar que retomo mi andadura en La tortuga pero desde un planteamiento diferente: he cambiado el nombre del blog y ahora se llama La sencillez elegida ( el enlace lo podéis encontrar al final de esta página, debajo de mi perfil y el correo electrónico) y en él me voy a limitar a contar mis experiencias (y tal vez la de otras personas) desde la promesa que hicimos hace aproximadamente un año de simplicidad voluntaria. 
No es que la perspectiva que seguía anteriormente no me gustara, por supuesto que sí, de hecho, los blogs y páginas web que apunto como enlaces seguirán estando para toda aquella persona que lo desee, pero, como he dicho antes, me abrumé con el esfuerzo que suponía para mí tener que estar siempre buscando información, escribiendo artículos que me suponían gran trabajo... ahora vuelvo a comenzar sin prisas, sin grandes objetivos y con calma. 
Deseo que lo disfrutéis y muchas gracias por estar ahí.

( Cris Carrasco García)
Imagen: Asun Balzola

lunes, 31 de octubre de 2016

Un poco de humor en estas fechas




"... Los niños que piensan en caramelos saldrán a la calle vestidos como bailarinas, zombis, extraterrestres, esqueletos, adivinos y estrellas del rock muertas, y, como siempre, apagaré las luces y simularé que no estoy en casa. No es que los niños me disgusten como tales; se trata de un mecanismo de autodefensa: si un chiquillo de ésos desaparece, no quiero que me acusen de habérmelo comido tras tentarlo con mañas. 
Se lo dije a Myra, que está haciendo un buen negocio con las velas, los gatos negros de cerámica, los murciélagos de satén y las figuras de brujas rellenas de estopa con cabeza de manzana seca. Rió. Creyó que hablaba en broma."

( Margaret Atwood): El asesino ciego
Imagen: extraída de Internet. Desconozco su autor/a

jueves, 27 de octubre de 2016

Octubre y sus lecturas

Octubre, un mes muy especial para mí porque es otoño, una de mis estaciones favoritas, porque nací en este mes y porque... porque sí, porque si lo pensamos bien, cada día, cada época del año, tiene su belleza. 
En cuanto a lecturas, octubre comenzó con Jane Austen. Y es que quiero leer algunas novelas de esta escritora, así que como en septiembre había leído Sentido y Sensibilidad, este mes me he decidido por Mansfield Park.  
Secuencia de la película Mansfield Park extraída de Internet.

No es la obra de esta autora que mejores críticas tiene pero bajo mi criterio ( modesto donde los haya), he de decir que me ha gustado mucho el tratamiento de los personajes y la personalidad de Fanny Price, que, como es sabido, se acentúa hacia la segunda parte de la novela. Lo que me ha desagradado un poco es el punto moralizante de la obra, pero, bueno, nada es perfecto. He disfrutado leyendo la novela y seguiré conociendo a Jane Austen, que, se me está apareciendo como una escritora maravillosa y estoy comprendiendo por qué sus obras resultan tan actuales ( salvando algunas distancias, por supuesto) después de doscientos años. 

Margaret Atwood venía persiguiendo mi motivación lectora también desde el mes pasado y saqué de la biblioteca su novela El asesino ciego, pero os hablaré de ella el mes que viene porque cuando llevaba leídas varias páginas se me presentó como un aparición un libro inesperado que me ha robado vista, tiempo y lágrimas. Una novela especial, valiente, inteligente, muy bien escrita, triste, fuerte, sensible y tierna.
Portada de Patria,
extraída de Internet

Esta novela se titula Patria  y su autor es Fernando Aramburu, que analiza desde un pequeño pueblo guipuzcoano y a partir de la vida de dos familias desde la época de los GAL hasta el último alto el fuego de ETA en 2012 el complicado conflicto vasco. A mi modo de ver no falta nadie: víctimas, verdugos, fuerzas de seguridad,gobiernos que no cuentan toda la verdad, puestas en escena, presos... todo ello narrado en un lenguaje coloquial en el que da la impresión que el autor te cuenta la historia mientras estás sentada junto a él en cualquier cafetería.
Hoy he terminado de leerla y he llorado mucho; pero ha sido ese llanto envuelto en ternura y deseo de comprensión.   Mi deseo es comprenderl@s a tod@s, reflexionar, analizar y saber. Porque saber lleva a entender y entender despierta la compasión tanto hacia un@s como hacia otr@s. 

Como podéis apreciar, ha sido un mes de contrastes literarios, pero quizá por ello, repleto de descubrimientos y belleza. 

         ( Cris Carrasco García)
    

lunes, 17 de octubre de 2016

Para pensar...

Imagen: Josephine Linggar



" Menuda invención son las madres. Espantapájaros, muñecos de cera para que les clavemos agujas, simples gráficos. Les negamos una existencia propia, las adaptamos a nuestros antojos: a nuestra propia hambre, a nuestros propios deseos, a nuestras propias deficiencias. Como he sido madre, lo sé"

Margaret Atwood: El asesino ciego

lunes, 26 de septiembre de 2016

Una pastelería en Tokio

Imagen: fotograma de la película.
El sábado vi esta película que en primavera me regaló un amigo muy querido. En primavera... sí, hace ya bastantes meses pero para mí, tanto el cine como los libros deben tener su momento y la inspiración para ver este film me llegó, como digo, el sábado, ¡ y bendita inspiración!... Intimismo, pocas palabras, cerezos en flor, cerezos con hojas, cerezos desnudos, poesía.
Derramé lágrimas ante tanta belleza. 

( Cris Carrasco García)

miércoles, 21 de septiembre de 2016

El final del verano... recuento de sus lecturas

Fotograma de la película Sentido y sensibilidad.
Extraído de Internet.

Hoy es el último día completo del verano...
Ésta ha sido una estación bastante prolífica en lecturas. Ya comenté que había redescubierto a Doris Lessing, pero cuando sólo faltaban quince días para ir a Italia pensé que el siguiente libro que quería leer de esta escritora tenía demasiadas páginas y no me iba a dar tiempo ( la mayoría de mis lecturas provienen de la biblioteca municipal), así que pensé ¿ qué novela puedo leer en dos semanas? Y mi elección fue Sentido y sensibilidad, de Jane Austen, ya que hacía tiempo que deseaba leer algo de esta autora y, como esperaba, no me ha decepcionado en absoluto. ¿ Cómo puede una mujer que vivió hace dos siglos ser tan actual?. 


Ya en Italia, me regalaron la autobiografía de Doris Lessing Un paseo por la sombra, en la que cuenta su vida, desde su llegada a Londres proveniente de Rodesia del sur hasta los años sesenta. Otra mujer muy adelantada a su tiempo, con una mente prístina y una inteligencia fuera de lo común. Aún así, un libro muy denso, como todo lo que escribió y, por lo visto, vivió, esta autora.
Imagen: Doris Lessing.
Desconozco su autor/a.

Me sobró mes de agosto y las últimas semanas leí de la canadiense y eterna candidata al Nobel de literatura, Margaret Atwood, Nada se acaba. En un principio me gustó, en su mitad comenzó a pesarme y derivó en un tema que no me interesa en absoluto pero está tan magníficamente bien escrita que la terminé de leer. Intimista, con un análisis psicológico muy preciso de los personajes.
Portada del libro.
Fotografía realizada por mí.
 
Y por último, voy a recibir el otoño con esta autora y he sacado de la biblioteca La novia ladrona ... bendigo la hora en que decidí continuar leyendo a Margaret Atwood porque esta sí... estoy disfrutando de ella como de un dulce de chocolate. Creo que es la novela que deseaba leer hace mucho tiempo y no encontraba; pero por fin está aquí y sus tres personajes principales (tres mujeres muy diferentes entre sí y sin embargo amigas) me tienen enganchada. Es una novela que parece muy sencilla en su narración pero tiene una trama intrincada y personajes complicados que se ven envueltos en una intriga que te lleva a no querer desprenderte del libro ni un momento. 
Os dejo con un pequeño fragmento de La novia ladrona:
" ... A Charis por lo general le correspondían papeles de árbol o arbusto. No le daban nada que exigiera moverse de un lado a otro porque habría tropezado con las cosas, o eso decían las maestras. No se daban cuenta de que su torpeza no era una patosería corriente, que no era mala coordinación. Ocurría sólo que no estaba segura de dónde terminaban los límites de su cuerpo y dónde empezaba el resto del mundo". 
Quizá he elegido este fragmento porque me siento bastante identificada con lo que dice... 

( Cris Carrasco García)

lunes, 12 de septiembre de 2016

40 Horas

Imagen: Irina Da Tiyatro


La mujer mira hacia el lugar donde estuvo su casa y se sienta en el bordillo agrietado de la acera. No parpadea. No se mueve. Sólo mira lo que fue su casa con eso que alguien llamaría serenidad pero que en realidad sólo significa que una idea está penetrando en ella gota a gota como ácido sulfúrico.
Por unos segundos desvía los ojos y murmura algo a la cámara. El periodista, que no espera que la mujer diga nada, le pregunta qué ha dicho y ella vuelve a murmurar: " Tengo miedo de que llegue la noche".
Y se le vuelven a llenar los ojos de escombros mientras el sol se esconde por primera vez tras el terremoto. 

( Cris Carrasco García)