Mostrando entradas con la etiqueta Versos a Valentina. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Versos a Valentina. Mostrar todas las entradas

viernes, 21 de julio de 2017

Llega la lluvia en verano


Llega la lluvia en verano,
crea un espejismo
y se marcha veloz.
Quizá tiene miedo
de que la atrapen
y por eso es efímera,
o quizá desea,
por unos minutos,
traer a casa el otoño
para darnos un respiro.

( Cris Carrasco García)
Imagen: Xuan Loc Xuan


miércoles, 21 de junio de 2017

21 de Junio de 2017


Querida hermana:

Otra vez ha llegado el verano. Para ti, el invierno.

Esta es la estación en que camino descalza y en la que todo parece vestirse con la ligereza del viento.

Yo en tu estación, el invierno, me vuelvo una osa y me enclaustro en la cueva que llevo dentro. Me vuelvo interior, profunda como un agujero negro del Universo.

Después, cuando el frío comienza a ser un recuerdo, salgo y me desperezo, miro el sol radiante y para reverenciarlo me quito los zapatos y camino descalza.

Todo sigue en esta rueda infinita de las estaciones que marcan los ciclos de la vida. 

En el verano recojo los frutos internos que planté en la osera cavernaria y los celebro con la excusa del Saka Dawa, de San Juan, del Orgullo, de la Luna de Junio, de las Ferias Alternativas... Lo celebro bailando batukadas en la orilla del mar y caminando por los bosques húmedos de Italia donde debí aprender una nueva lengua y una forma diferente de andar.

Que encuentres la felicidad que nada sabe del sufrir, hermana, en este tiempo, para ti, del adentro. 
Yo intentaré disfrutar en esta estación de pies desnudos. 
Te quiero. 

( Cris Carrasco García)
Imagen: Amelia Jane Murray

lunes, 29 de mayo de 2017

Me gusta perderme en todo lo que flota, emerge, sube


Me gusta perderme en todo lo que flota, emerge, sube
y en apariencia desafía la ley de la gravedad.

Los globos de colores conducen mis ojos
hasta un punto infinito del azul ilusión del cielo.

Sé que las cometas pueden ver las casas
de los desplazados al otro lado del muro
(me lo contó un cuentacuentos,
un payaso cooperante cuando volvió de Gaza).

Las pompas de jabón bailan con el aire
y mis labios se vuelven delicados
emulando el viento para hacerlas subir,
para que sigan viviendo.

Basta rozarlas y desaparecen.
Una manita infantil se mueve
y el globo se escapa para siempre...

La vida también es una burbuja ingrávida,
un farolillo que en la noche parece
estar sumergido en la oscuridad
por arte de magia.
Quizá por eso la amo tanto
y amo tanto el frágil estambre
que nos une a su latido.

( Cris Carrasco García)
Imagen: Mary Jane Ansell

domingo, 28 de mayo de 2017

Me están naciendo

Imagen: Serena Curmi



Me están naciendo
alas transparentes de libélula
y cualquier día saldré volando.
Si no me ves,
no pienses que me fui
y recuerda estas palabras:
algunas veces,
las mujeres de agua
nos diluimos en el aire.

( Cris Carrasco García)

sábado, 20 de mayo de 2017

Me regalas porcelanas

Imagen: Desconozco su autor/a.
Regalo de ShiroDani


Me regalas porcelanas
con mi nombre.
Las dejas como las flores
se desprenden de sus pétalos
para ofrecerlos a la tierra...
Y es tan sutil que el aire
no se impregna de violetas
sino de tu piel.

(Cris Carrasco García)

miércoles, 17 de mayo de 2017

16 de Mayo de 2017


Hola hermana:

Hace tanto tiempo que no te escribo...
Han pasado muchas cosas pero en realidad, en la profundidad de esta ilusión, no ha pasado nada.
El unicornio no ha vuelto a visitarme. Son muy libres los unicornios. Vienen cuando quieren. Se van cuando lo desean.
Como nosotras.
Por eso no lo espero y sigo mi camino.
Ha llegado la primavera ¿sabes? Para ti, el otoño.
Y he conocido a poetisas nuevas que hablan de hierba y de luz.
Las locas de siempre.
Las locas cuerdas que ve lo invisible.
Como nosotras.
Por eso nos entendemos tan bien aunque tú seas del sur del sur y yo de donde mayo es primavera.
Mi sobrina Paula, que ya tiene cuatro años, cuando salimos al campo recoge hierbas y flores porque dice que va a hacer pócimas... Otra que apunta maneras de loca cuerda, de bruja en el precioso sentido de la palabra. De hada.
La tradición sigue. Nunca acabarán con nosotras. Las hogueras nos fortalecen. Desde el inicio del Mundo nacemos con Avalon en el corazón.
Feliz otoño desde esta primavera. 

( Cris Carrasco García)
Imagen: Francesca Strino

lunes, 15 de mayo de 2017

Esta mañana han llegado



Esta mañana han llegado
palabras tan bellas
que me han descongelado
la ternura
y se me ha derramado
por el suelo
y ha empañado los cristales.

La he recogido toda
y la he metido en una cesta
para repartirla entre los seres. 

( Cris Carrasco García)
Imagen: Claudia Tremblay



jueves, 11 de mayo de 2017

Junto a la taza oscura



Junto a la taza oscura
con posos de té,
una mariquita
nos desea buenos días
y a pesar de las nubes,
o quizá también por ellas,
la mañana sabe
a hilillo fino
de algodón de azúcar.

(Cris Carrasco García)
Imagen: Mónica Carretero

viernes, 21 de abril de 2017

Casi las diez de la mañana




Casi las diez de la mañana
y en las yemas de mis dedos
sólo hay silencio.
Voy a tender la ropa...
En los alambres, los pájaros
siempre escriben poemas
que te puedo susurrar.

( Cris Carrasco García)
Imagen: Jeffrey Larson

domingo, 16 de abril de 2017

Cuando amaneció


Imagen: Akvarel



No me gusta demasiado explicar lo que escribo porque pienso que eso es robarle al lector o lectora su momento de magia y creación, pero en este caso voy a hacer una excepción: hace unos años, en una entrevista al cantautor Sisa, le preguntaron cómo se le había ocurrido en plena dictadura, en una época tan dura, cuando otros cantautores componían Al Alba, L´estaca, Al vent... Cómo él había compuesto una canción que hablaba de personajes de cuento y cómic, de Peter Pan, Carpanta, Campanilla... Y él respondió que quería transmitir que en las épocas más duras debemos dejar espacio a la inocencia, la ingenuidad y la fantasía. 
Hoy, con EEUU y Corea del Norte afilando cuchillos y misiles, con Alepo desangrándose y tanto sufrimiento a nuestro alrededor, quisiera hacerle un espacio a la inocencia, la ingenuidad, la fantasía y ¿ por qué no? A la esperanza. 
Dedico este poema a tod@s los que tienen fe en el ser humano, a l@s que oran y trabajan por la paz y a Sisa, que me dio una gran lección. 


Cuando amaneció
comprobé que el unicornio
no había sido un sueño
y desayunamos juntos.
Me dijo que al despertar
le alegró saber
que no me había soñado.
Me rogó que no se lo contara
a su psiquiatra
y ahora,
el unicornio y yo
tenemos un secreto. 

( Cris Carrasco García)
Imagen: Akvarel

martes, 11 de abril de 2017

La pelota

Imagen: Fred Calleri

La pelota
que cae al patio
me dice que un ser invisible
está jugando. 

( Cris Carrasco García)

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Llegan con tortugas de barro o madera

Imagen: Irene Owens


Llegan con tortugas de barro o madera
envueltas como regalo
y a través de ellas siento
las manos lejanas que las tallaron
bajo los moldes de la fantasía.

Ayer me trajeron una de tiza
y si quiero, puedo escribir con sus patitas
tu nombre dentro de un corazón
o dibujar una cala blanca y elegante
y decir es para ti.

Así llegan las tortugas a mi habitación,
pacientes, cansadas, sabias,
amando la lentitud
como los pensamientos aman 
la soledad. 

( Cris Carrasco García)

domingo, 30 de octubre de 2016

Para sobrevivir

Imagen: Ginette Beaulieu


Para sobrevivir
a las brujas falsas
y a los vampiros de plástico
busco ángeles de piedra
y me refugio en sus alas. 

( Cris Carrasco García)

domingo, 13 de diciembre de 2015

Tengo ganas de un día plomizo y gris

Imagen: Cris Carrasco García


Tengo ganas de un día plomizo y gris. 
Uno de esos días en que lo árboles desnudos
parecen muertos de frío y le pondría uno a uno
una bufanda y un gorro de lana. 
Uno de esos días en que el tiempo parece tan frágil y delicado
que lo metería en la cama, lo arroparía, 
le daría un vaso de leche vegetal y le contaría un cuento
hasta que se durmiera.
Después, iría a una cocina calentita
y mirando por la ventana
esperaría a que saliera el sol. 

( Cristina Carrasco)

lunes, 2 de junio de 2014

Te mando una foto de la playa de los acantilados



Te mando una foto de la playa de los acantilados.
Te mando un dibujo que quiere ser yo navegando
en una barca de remos hacia alguna orilla,
te mando mi botella para los mensajes de socorro.
Lo anudo todo a un globo con latido y le deseo suerte.
Envío.

 En el silencio
comienzo a bailar con mi diario.


(Cristina Carrasco)
Imagen: Fred Calleri

viernes, 7 de febrero de 2014

Lo inestable


Buenos días hermana:

No se han equivocado: viento, viento, viento...
Las coladas tendidas parecen cometas buscando el exilio de la dictadura de las pinzas. ¡ Pobres! son velas rebosantes esperando un barco que las guíe hacia la libertad. Inmigrantes arriesgando la piel por una vida soñada que ignora la gris realidad de la mar salada, del asfalto... de la cuchilla. Derviches atados a un alambre buscando a Dios en lo precario.
Y ahora debo dejarte. Me espera la revolución de una colada libertaria.
Que el aire lleve hasta ti mi abrazo

Cris

(Cristina Carrasco)
Imagen: Maja Lindberg

martes, 21 de enero de 2014

Carta que habla de vientos


Hola:
Hoy el cielo está repleto de nubes rojizas, sobretodo por el este, donde está el mar. Se mezclan con el sol saliente y forman una combinación  de terciopelos que al contacto del rojo con el amarillo se vuelven rosados.. El cielo tiene estos colores porque hace viento ( lo llaman Cierzo o Tramontana a este viento del norte, muy frío - no te rías- hace frío de verdad).
¿Qué quieres que te cuente? Te puedo hablar del mar, del sol, de la luz, del viento, de las hojas de los árboles...Porque hoy es un día que "se deja ver", un día para detenerlo todo, asomarse al ritmo de la ventana y dar las gracias por los colores y la vida. 
Sé que más allá de todo ésto el mundo se desangra. Ayer repartí cuatro naranjas: dos al chico que pide limosna en la puerta del supermercado y otras dos a la chica que se pone a su lado. Sin orgullo, como debemos hacerlo. Dando las gracias y dedicando el mérito. Pero cuatro naranjas son muy poco. Más bien nada. También di un euro al hombre que alegra la avenida tocando el saxofón. Como un flautista de Hamelin en versión saxofón. Siempre le echo las monedas en la funda abierta del instrumento, que así, de par en par, parece un cuerpo abierto en canal, una mujer desnuda mostrando toda su intimidad.
Pero cuatro naranjas y una moneda es muy poco.... más bien nada. 
 Aún así, el cielo me manda sus colores y las gaviotas siguen pasando por mi ventana. Me los manda a mí y al mundo entero. A todos los seres.
Disculpa esta carta tan larga y tal vez, extraña... como las novelas de Murakami que me recomendaste: " Es un escritor extraño este Murakami, te gustará", me dijiste. Y sí, me gusta mucho: surrealista y onírico, poético, triste, solitario, bello". ¡ Cuantos adjetivos! ahora no están de moda ¿sabes?
Debo irme.  El cielo está volviendo a ser azul al tiempo que el rosa se diluye. Tres gaviotas vuelan en dirección al mar y el viento está amainando. Los árboles bailan una danza mucho más tranquila que aquella que bailaban cuando comencé a escribirte.
Siento a lo lejos un leve rumor de saxofón y me imagino su funda abierta en canal y  salpicada de monedas.
Ha sido grato dejarlo todo para contarte el cielo y mirarnos en el espejo de las letras. 

(Cristina Carrasco)
Imagen: Anka Zuravleva

sábado, 28 de diciembre de 2013

Abro los ojos...


Abro los ojos y saco la cara de entre las sábanas. Estiro los brazos y siento calor de nido y cuna. El frío se quedó en la otra habitación, en un apósito de la rutina.
Me siento en la cama y recuerdo que he soñado con un vestido blanco, un zapato que pisaba un charco y un teatro. A lo largo de la mañana el sueño se pierde en la oficina de datos olvidados de la memoria ante el barullo de la realidad, o eso creo, porque en el fondo, me siento refugiada en un vapor de fantasía, en un tiempo tan sutil como lánguido y siento que mis movimientos son el espejo de este vapor inasible.
En la tarde recibo una visita con una bolsa de plástico " ya no me está bien y he pensado que te podría servir....".
Es el vestido blanco.
A veces los sueños surgen en la noche, nos acompañan en silencio durante el día  y se dejan ver con la puesta de sol para formar la realidad.


(Cristina Carrasco)
Imagen: Isabel Muñoz

lunes, 15 de abril de 2013

Mensaje


- Tengo que estar toda la semana en el hospital. Una prueba más. Estoy aislada porque me han inyectado una sustancia radiactiva... esta noche brillaré como una estrella.
-Perfecto. Cuando mire el cielo sabré que la estrella más brillante que vea, eres tú.

Cuando la poesía y el cáncer se dieron la mano.

(Cristina Carrasco)
Imagen: Catrin Weilz Stein


miércoles, 10 de abril de 2013

Misceláneas


Cuando viajo no me gusta llevarme nada "natural" del lugar que visito porque no quiero dejar ninguna huella de mi paso, y si me llevo una piedra, una hoja, una piña, pienso que siempre quedará en ese lugar el rastro de su ausencia.
Tampoco me gusta comprar cosas típicas, pero a veces siento la necesidad de un recuerdo palpable, así que un compañero de Dharma me contó lo que él hace cuando viaja: abre un bote de cristal, levanta el brazo y cierra el bote.
Me parece una gran idea. Así sólo me llevaré un poco de aire. Después, ya en casa, apuntaré fuera del tarro el nombre del lugar. Además, mi compañero me ha dicho que cuando tiene varios tarros de diversos sitios, los abre y une todos los aires. Entonces, a su alrededor se produce una extraña solidaridad y todo el mundo parece entenderse. Él lo llama: " La globalización buena".

(Cristina Carrasco)
Imagen: Muñeca diseñada por Marina Bychkova